QUINTANILLA DE TRES BARRIOS

 

La Atalaya, una de las pocas tradiciones vigentes 

 

 

El pueblo que ignora sus costumbres y tradiciones difícilmente podrá encontrar su identidad. El paso de los años ha venido borrando todo un legado antepasado que puso en escena dos cualidades: el trabajo como bandera y la diversión como estandarte. Hoy son recuerdo de un pasado sin herencia de continuidad porque el contexto ha quedado desfasado y el olvido aniquila cualquier esperanza de salvación. Una huída sin regreso a las raíces.