QUINTANILLA DE TRES BARRIOS

25 de agosto, 2018

Actividades verano 2018

 

EXPOSICIÓN VIN(Q)ARTE

 

  Fotos: @Leopoldo Torre

 

CENA POPULAR

 

 

Fotos:@Joaquín Liaño

 

RUTA ATALAYA NOCTURNA

 

 

 

 

Fotos:@ Varios autores

 

EXCURSIÓN A TIERRAS DEL SUROESTE DE SORIA

 

 

 

Fotos:@Joaquín Liaño/Leopoldo Torre

 

TALLER DE PATCHWORK


Fotos:@Leopoldo Torre

 

CATA DE VINO

Fotos:@Joaquín Liaño/Leopoldo Torre

 

QUINTANILLA ES HISTORIA

 

 

 

 

 @Fotos: Varios

 

TALLER PINTA EN TELA

 

 

 

 

  

@Fotos: 

 

PEDALEO EN RUTA

 

@fFotos: 

 

SE HACE CAMINO AL ANDAR

 

 @Fotos:Joaquín Liaño

 

MERCADILLO POPULAR 

 

@Fotos: Joaquín Liaño

 

*******

 

16 de mayo, 2018

San Isidro y la bendición de campos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotos: @M. Jesús Aguilera, Eve Carro, Marta Gañán, Silverio Gañan

 

El programa de tradiciones del mes de mayo dio por concluido su ciclo con la celebración de San Isidro y la bendición de campos. Un evento muy vinculado a la vida del pueblo por cuanto tiene su raigambre en la vida agraria. Como es costumbre, se sacó en procesión al santo patrón hasta la cruz de la Veleta para proceder a la bendición de los campos y rezar por ellos para obtener los frutos anhelados. 

Posteriormente tendría lugar la siembra de caramelos y acto seguido, como colofón, una parrillada para quienes se apuntaron a su degustación.

                                                      ********

 

13 de mayo, 2018

Celebración del día de la Atalaya

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un destemplado día acogió un año más la celebración de la Atalaya. Una masiva participación de gentes del entorno del pueblo y familiares, amigos y personas allegadas se dieron cita para festejar la tradición.

Ambiente y animación y sobre todo una buena predisposición de la gente a participar en los actos.  

Los actos religiosos bien acompañados, aunque los de la tarde adolecen de gente participativa. En cuanto al resto del programa, los hombres siguen con la esencia de la tradición desde la Ermita a la Atalaya, y las mujeres, como ya se ha hecho costumbre, también se reunen para degustar su particular almuerzo. 

Fotografías:@Mª Jesús Aguilera, Bienve Catalina, Eusebio García y Constan Romero 

 

********

 

1 de mayo, 2018

Noche destemplada en la pingada del Mayo 

 

 

Un año más, un puñado de gente voluntaria hizo lo posible por seguir la tradición de la pingada del Mayo en la fría noche del 30 de abril, rito rescatado hace cuatro años que sigue firme en su decisión. 

 

 

Tradición ancestral con análogas semejanzas a las del resto de los pueblos de pinares, si bien nuestro pueblo es uno de las pocos que sigue celebrando el rito lejos del epicentro de esta costumbre. El mayo  nunca ha sido un pino sino un esbelto ejemplar de chopo elegido a conciencia, como el que se aprecia en las imágenes.

 

 

Este año el paraje de procedencia sería el de la Estacada, hasta donde se desplazó un nutrido grupo de personas de diferentes sexos y edades que contribuyeron con su esfuerzo a hacer posible su traslado hasta la plaza del pueblo... 

 

 

 

 

... lugar de ubicación, donde se procedería a enclavar el árbol tras desmocharle las ramas para hacer menos accesible el reto a los  posibles valientes que deseen atreverse a trepar a lo alto de la copa para conseguir el señuelo, como era costumbre, antiguamente. Además del atrevimiento para trepar hasta lo alto, en aquellos tiempos al tronco del árbol se le solía dar grasa para hacer aún menos accesible su logro. 

 

 

En medio de la expectación generada, soportando las inclemencias meteorológicas, el nutrido grupo de personas que participaron en la izada del árbol vieron conseguido su propósito no sin dificultades, teniendo en cuenta que su ubicación genera cierto peligro por encontrarse cerca del tendido eléctrico.

 

 

En tiempos de mayor mocerío, al acabar el ciclo, estos volvían a despingarlo y a subastar el ejemplar, con cuyo dinero recaudado solían hacer una merienda. En este caso sería la exquisita parrillada que puede verse la que se haría para reponer fuerzas tras haber superado el reto de pingarlo, que no siempre resulta fácil conseguirlo debido a las inclemencias meteorológicas que suelen crear contratiempos.

 

 

 

Antiguamente la tradición del mayo quedaba en manos de los mozos, como otras muchas del calendario costumbrista, pero la mengua de población y más aún de solteros suficientes para empinarlo, hace que colabore todo aquel que desee sumarse al evento para conservar una tradición ancestral vinculada al pueblo.

Nuestro agradecimiento a todas y todos los que habéis aportado vuestra colaboración para hacer del pueblo un ejemplo de hermandad y lo que es más importante, conservar sus raíces lejos de dejarlo caer en la desidia. 

 

 

 

 

Aquí permanecerá durante todo el mes de mayo como símbolo totémico de la fertilidad, pues así se entiende este rito.

 

 

Fotos: @ Nicolás Aguilera, Mila Carro, Nines Carro, Marta Gañán y Vicente García